Irritación de la zona del pañal y pañales de tela

Tanto si usamos pañales de tela como pañales desechables, es más que probable que en algún momento a nuestro bebé se le irrite la piel de la zona del pañal. Esto puede ser debido a muchas causas diferentes, vamos a ver algunas formas de prevenirlo, en la medida de lo posible, y de curarlo cuando corresponda. Hay que saber que los pañales de tela no causan irritación, es más, el contacto con fibras naturales es mejor para la piel de los bebés con tendencia a sufrir este problema que los químicos y pesticidas que contienen las fibras de los pañales desechables.

CAUSAS FÍSICAS

La inmensa mayoría de veces, las rojeces o granitos están causadas por causas físicas del bebé, como diarrea o la salida de los dientes. Al salir los dientes, los bebés producen más saliva, que tragan, además ésta es más ácida. Consecuentemente, cuando hacen caca, esta es más líquida y se extiende por toda la piel de la zona, irritándola. A veces, alguna alergia o intolerancia alimentaria puede causar el mismo efecto, es conveniente intentar recordar qué ha comido el bebé cuando aparece una escocedura y estar atento a la próxima vez que lo coma para saber si ese alimento es lo que ha provocado el problema. Alimentos muy ácidos como el tomate o los cítricos, y algunos medicamentos pueden causar rojeces en algunos bebés cuando lo expulsan.

PREVENCIÓN Y CURACIÓN

Siempre aconsejamos un cambio de pañal frecuente, dejando la zona airearse un rato en el momento del cambio de pañal cuando es posible. También controlar regularmente para ver si el bebé ha hecho caca para, en ese caso, cambiarle inmediatamente.

Cuando la zona está irritada es conveniente dejar al bebé sin pañal todo el tiempo posible. En caso de no ser posible, recomendamos un cambio de pañal frecuente. El gel de aloe vera suele ir bien y también la maizena espolvoreada, pero hay que tener cuidado con esta última, ya que si la irritación está causada por hongos (hablaremos de ésto más abajo), puede ser contraproducente.

La lana curativa es un buen remedio, ya que la lanolina de la lana es buena para la piel y además crea un espacio entre la piel y el pañal por el que pasa el aire, contribuyendo a la curación.

Si la irritación es más grave se pueden utilizar cremas de pañal, pero hay que tener cuidado para que éstas no entren en contacto con el pañal, impermeabilizándolo. Para ello, se pueden utilizar forros desechables de celulosa.

La orina por sí sola no suele irritar la piel, sino que lo hace al mezclarse con las heces, pero en una piel ya delicada o roja, el que esté húmeda puede dificultar la curación, por lo que puede ser recomendable en este caso utilizar forros siempre-seco.

IRRITACIÓN POR LOS PAÑALES  DE TELA

Raras veces se pueden ocasionar problemas debido a los pañales y normalmente ésto se puede prevenir con un correcto lavado y almacenamiento. En ocasiones, el uso de detergente en polvo, un exceso en la dosis de detergente o el uso de suavizantes o productos para desinfectar los pañales pueden provocar una reacción alérgica en la piel del bebé. Recomendamos no usar ningún tipo de desinfectante ni esencias aromáticas en los pañales pues no son necesarias, dañan los tejidos y pueden provocar rojeces.

En caso de que ésta sea la causa, basta lavar el pañal a 60 grados con un aclarado extra o incluso remojarlos un poco antes del lavado en agua con una gotita de vinagre.

 También es recomendable tener cuidado de guardar los pañales cuando estén bien secos para prevenir la aparición de hongos. También se pueden almacenar en una cesta o similar que permita pasar el flujo de aire. Si han aparecido los hongos, el tratamiento para los pañales es el mismo.

ALERGIAS o DERMATITIS

Algunos bebés sufren de alergias cutáneas o dermatitis, que les hace más propensos a sufrir escoceduras. Las dermatitis son de muy diversos tipos y orígenes, suelen estar causadas por bacterias u hongos. A muchos de estos niños los pañales desechables les provocan irritaciones y también las toallitas, por los perfumes que contienen, mientras que otros no tendrán problemas.

 Hay bebés con la piel delicada sin llegar a ser dermatitis que tienen propensión a tener rojeces y que pueden desarrollar una alergia al polyester y otros productos sintéticos.

En estos casos se deben elegir pañales de tela que estén fabricados con fibras naturales, a ser posible orgánicas. No es conveniente usar con estos bebés forros siempre seco que están fabricados con forro polar ni pañales y absorbentes de microfibra.

El bambú, aunque es un material natural, casi siempre está mezclado con un pequeño porcentaje de poliester que sirve para “dar forma y armar” el pañal, con lo que también es mejor evitarlo.

 Algunos pañales que van bien en estos casos son:

-Rellenables: Econappi (talla única) toda la parte interior que está en contacto con la piel del bebé es de algodón orgánico, ideal para este tipo de problemas. Recomendamos evitar los insertables de microfibra, puesto que en ocasiones se desprenden pequeños hilitos que pueden ser causa de irritación.

 -Todo en uno: Imse Vimse fabrica pañales todo en uno con interior de algodón orgánico.

 -Ajustados: Pañales de cáñamo de Ella’s House (no los BumHuggers que tienen forro polar sino los otros),  Onesize y Twosize de Popolini en su versión orgánico o téncel.

*En general cualquier pañal fabricado con tejidos naturales y orgánicos en su totalidad, usando absorbentes o insertables de los mismos materiales

Artículos relacionados:

-Lavado y mantenimiento de los pañales de tela y solución a problemas como fugas, malos olores o pañales impermeabilizados

-Artículos de información sobre pañales de tela

 

email

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en pañales de tela y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario